Posts Tagged Chile

El rol de Nicolás de Piérola en la guerra con Chile

Seguramente Nicolás de Piérola debe ser uno de los personajes que más daño ha causado al Perú y sin embargo, a través del tiempo se le ha rendido pleitesía y hasta la principal avenida de Lima lleva su nombre. En las escuelas y colegios del país nunca se narró la historia verdadera de este político que le tocó ser una figura preponderante en los aciagos años de la guerra del Pacífico, por el contrario se le menciona como al patriota que dio todo de sí, por su patria.

Ni los conocidos historiadores, Jorge Basadre, Pons Muzo ni otros, se atrevieron a escribir la verdad sobre Piérola y no porque no supieran cual era lo cierto, sino, por el temor que casi siempre han tenido estos intelectuales a las clases dominantes y de poder en el Perú, además sabían que pasando por encima de monstruosas verdades, podrían sus libros ser aceptados por el Ministerio de Educación del Perú y por otro lado serian reconocidos como hombres ilustres. Por ejemplo, nadie dijo que en realidad la guerra del 79 no fue con Chile, sino que fue con un pais poderoso como Inglaterra, la primera potencia del mundo en esos años, que uso a Chile como instrumento para arrebatarle a Perú y Bolivia las riquezas que guardaban su suelo, riquezas que como era natural fueron a parar a las empresas inglesas después. Como una muestra de esto, puedo señalar que Chile, por la adquisición de sus blindados Cochrane y Blanco Encalada, no pago ni un solo peso a Inglaterra que los construyó.

Sin embargo es importante que la historia real se vaya abriendo campo, porque como es sabido, solo los pueblos que conocen y respetan su historia pueden aspirar a un futuro mejor. Para no explayarnos en este tema nos centraremos en una parte de la historia.
Era el mes de noviembre del 1879, ya el Perú había perdido el Huáscar en Angamos y solo le quedaba un débil barco de guerra que era la corveta Unión. El gobierno de Mariano Ignacio Prado, resolvió hacer una colecta nacional para comprar dos blindados que podían significar la salvación de la república, esta se llevo a cabo el ultimo domingo de ese mes de noviembre y cuentan los que vivieron por esos tiempos, que todo el Perú acudió a ese llamado, desde las esferas acaudaladas, hasta los mas pobres, las mujeres entregaron sus joyas y los niños sus alcancías. Por los mismos días llegaba al Callao desde Santiago de Chile, Nicolás de Piérola, país donde se encontraba exiliado y con el amparo de la burguesía chilena que tenia el poder en esa nación. Apenas desembarco empezó a conspirar en la oscuridad contra el gobierno, cosa que era costumbre en él, porque este fue el eterno revoltoso, que hizo revoluciones y montoneras, que siempre fueron derrotadas, por el gobierno de turno.

El 18 de diciembre del mismo año, el presidente Prado a escondidas se embarca en el Callao en un vapor que iba a Panamá, llevándose el producto de la colecta, que el pueblo peruano hizo para comprar dos barcos blindados, cuando llego a Guayaquil renuncio a su cargo y se fue a Paris de donde jamás volvió y fue un hombre acaudalado en la ciudad luz. Esta indignante traición apenas si se cuenta en la historia oficial del Perú. Mariano Ignacio Prado no volvió, pero años mas tarde si volvió su hijo Manuel Prado Ugarteche y aunque parezca increíble, el pueblo peruano lo eligió dos veces presidente. Es cierto que la amnesia de los pueblos no puede tener limite y su familia en el país, fue poderosa y acaudalada, ostentando lujos y osadía y todo eso con el dinero del hombres y mujeres, de niños y ancianos que se desprendieron de lo que tenían, porque pensaron que así se salvaría la patria.

La huida de Prado, significó el momento preciso que buscaba Piérola para hacerse del poder y así al frente de una montonera entro en Lima, para derrocar al gobierno que estaba a cargo del vice presidente, general La Puerta, hombre entrado en años y de poco carácter, que no opuso mayor resistencia, además las tropas acantonadas en Lima, a través de sus jefes anunciaron que no se batirían contra peruanos en un momento tan difícil para el Perú, por lo que aceptaban el gobierno de Piérola, para no causar mas males a la nación.
Apenas Piérola tomo las riendas del país, empezó un monstruoso plan contra su propio país, el Perú. Este hombre conocido como vanidoso, engreído y ego centrista, comenzó a dar los pasos par hundir a nuestro Perú, esta claro que todo lo que hizo, fue cumpliendo consignas de sus amigos chilenos, de quien el fue, siempre un especial huésped.

Lo primero que hizo, fue cortar todo apoyo y abastecimiento al ejercito del sur acantonado en Tacna, sitio donde se llevaría la segunda etapa de la guerra con Chile. Al Mando del ejercito del sur o de Tacna, como también se le llamaba, estaba el Contralmirante Lizardo Montero, hombre que había combatido y derrotado a Piérola años antes en una de la muchas revoluciones que este inicio. Por lo tanto lo tenia como enemigo político y sentía celos de el, porque si tenia éxito en la campaña del sur, podría ser bien visto por el pueblo peruano y podría arrebatarle la presidencia. Pensando así, de esa forma tan mezquina, condeno a estas fuerzas peruanas al mas absoluto abandono, en momentos en que se jugaba el destino del país.

El pueblo limeño al notar esta actitud, por demás reprochable del dictador, salió a las calles en ruidosas manifestaciones, pidiendo que se envíe socorro a los defensores del sur, que sufrían por escases de alimentos, armas, municiones, ropa y los refuerzos necesarios para enfrentar al fuerte y numeroso ejercito chileno que empezaba a desembarcar en Ilo, en ese tiempo llamado Pacocha. En Lima había en ese momento dos divisiones de ocho mil soldados cada una que había formado el general Lacotera, por orden del gobierno anterior y que permanecían inmóviles en sus cuarteles. Piérola para acallar las protestas ordeno enviar un cargamento secreto hacia Arica en la corbeta Unión, así fueron embarcadas con mucha fanfarrea y teatro un cargamento, en el que se suponía iba la salvación del ejercito del sur. La misión era muy difícil, porque el puerto de Arica estaba bloqueado por la escuadra chilena. Manuel Villavicencio, marino hábil e inteligente, fue el encargado de llevar a la Unión a su destino, corrían los últimos días del mes de febrero de 1880. La Unión se acerco al puerto de Arica en la madrugada del 26 de ese mes y empleando buenos movimientos paso en la oscuridad entre los buques chilenos y anclo en el mulle del puerto peruano e inmediatamente inicio la labor de descarga, sin ocuparse de contestar al cañoneo de la flota del país del sur. El Huáscar que ya estaba a servicio de la escuadra chilena, intento espolonear a la Unión, pero un certero cañonazo de una batería de tierra paro esa intención y además causo la muerte de su comandante, de apellido Thompson.

A las cuatro de la tarde la faena había terminado y sin perder tiempo y aun cuando el sol no se perdía en el horizonte, la Unión con una hábil maniobra logra romper el cerco de la poderosa escuadra chilena, en medio de las hurras peruanas del muelle, del asombro de los marinos chilenos y el aplauso y admiración de los barcos neutrales, que en señal de saludo lanzaron al aire sus sirenas. La Unión llego al Callao, sana y salva.

Pasada la euforia, los peruanos en Arica comenzaron a desempacar el cargamento que vino en cajas cerradas y se dieron con la triste sorpresa de que solo les habían enviado montones de tela blanca y dos ametralladoras malogradas e inservibles. Piérola se había burlado de ellos y del pueblo peruano en la forma mas cruel que se le pudo ocurrir. Este hecho que había levantado la moral peruana en un principio, significo un terrible golpe al ánimo de los defensores del Perú. Respecto a esto, el historiador chileno Vicuña Makena dice “este hecho trajo desazón en los espíritus entre la oficialidad y tropas peruanas”. Ahora sabían los peruanos del ejército del sur, que estaban abandonados a su suerte y que no recibieran nada de su propio gobierno. Piérola estaba cumpliendo su cometido, facilitar la derrota del Perú.
En este escenario, se dio la batalla de Tacna o del Alto de la Alianza, los chilenos avanzaron desde el norte con 18 mil soldados y 1200 jinetes de caballería, con numerosa artillería manejada magistralmente por los artilleros ingleses. Los peruanos que estaban aliados con Bolivia opusieron 6500 peruanos y 3000 bolivianos, sin caballería y con 12 piezas de artillería. El llamado ejercito de Arequipa que había salido de Arequipa hacia dos meses antes, al mando del Coronel Leiva, con 2000 soldados, para unirse al ejército de Tacna, jamás llego, avanzó tan lentamente que el día 26 de mayo día de la batalla, se encontraba en Mirave a 130 kilómetros de Tacna, de donde regreso a Arequipa, naturalmente este mal coronel no llego a su destino por ordenes de Piérola que era su amigo y coterráneo, ambos eran de Arequipa.

A pesar de la tremenda diferencia de fuerzas el encuentro fue horriblemente parejo, sobresaliendo el batallón Zepita al mando de Cáceres, y por el lado boliviano, los Colorados hicieron honor a su fama de aguerridos. Ante el tremendo empuje de valor y coraje aliado, el chileno empezó a retroceder y parecía que la victoria sería aliada, los batallones chilenos retrocedían y estaban a punto de entrar en pánico, a pesar de que los oficiales de ese ejército sableaban a los que daban la espalda. Sobre este momento, Vicuña Makena escribe: “Los batallones chilenos retrocedían y parecía que iban a entrar
en pánico, en ese momento la suerte de Chile pendía de un hilo”. Y lo que decía este historiador era cierto, porque Chile había invertido todo lo que tenia en esta batalla y si la perdía, simplemente perdía la guerra, porque les hubiera sido imposible volver a
formar otro ejercito. Pero fue en esas circunstancias que se detuvo el avance peruano,
lo que había sucedido era, que se habían agotado las municiones, entonces lo chilenos volvieron a la carga y a nuestros compatriotas no les quedo mas que batirse a bayoneta. Se perdió la batalla de Tacna y con ello la oportunidad de salvar a la nación, todo por la traición de un cucufato que se creía dios, que servía al enemigo, Chile. La derrota del ejercito de Tacna, agobió al pueblo peruano, muchas lagrimas corrieron, cuando se difundió la noticia, sin embargo en palacio de gobierno en Lima, hubo fiesta. El 28 de mayo de ese mismo año, dos días después de la batalla, se publico en el diario oficial del gobierno de Piérola, llamado La Patria, un editorial que empezaba con las siguientes palabras: “Hace dos días atrás fue destruido en Tacna, el ultimo reducto del corrupto régimen anterior”, se refería a los mártires del Alto de la Alianza, que todo el Perú lloraba. A ese punto llego la insania mental de este dictador al servicio de Chile, en el peor momento de la historia del Perú.

Pasaron los meses y el ejercito invasor comenzó a desembarcar en las cercanías de Lima, todos los militares conocedores de su oficio le recomendaban salir al encuentro de esas tropas chilenas que estaban desembarcando para batirlas por separado impidiendo que puedan concentrarse, el diario El Comercio, en sus artículos y editoriales también exigía eso, sin embargo Piérola reacio a todo consejo, permaneció inmóvil permitiendo que los chilenos tranquilamente desembarcaran y se trasladaran a Lurín. En el fondo no quería delegar a nadie el mando del ejercito, tampoco quería dejar palacio de gobierno, por
eso decidió esperar al ejercito de Chile, en las puertas de Lima. Así llego el 13 de enero de 1881, en San Juan se dio el primer encuentro del compacto ejército chileno apoyado por su escuadra, contra un ejercito peruano totalmente mal dirigido por un ego centrista pechoño, como era Piérola. Naturalmente el resultado no pudo ser bueno para los peruanos, que tuvieron que retroceder hacia la segunda línea colocada en Miraflores.

Terminada la batalla de San Juan, la soldadesca chilena se desbando y comenzaron a saquear las residencias de Chorrillos y cercanías, donde había muchas bodegas de vinos y otros licores, productos que los soldados mapochinos comenzaron a beber en forma desenfrenada, mientras le prendían fuego al pueblo.
Preocupado el General Baquedano, comandante en jefe del ejercito chileno, le pidió una tregua a Piérola, cosa que este acepto inmediatamente, naturalmente que tenia que ser así, Piérola, no podía permitir una debacle del ejercito chileno. En la noche mientras el fuego consumía las casas y residencias y los chilenos se mataban entre si y otros dormían en las calles o deambulaban totalmente embriagados por el alcohol, se presento ante el dictador peruano, el Coronel Cáceres, para pedirle permiso y atacar con su batallón de dos mil hombres a los chilenos en la absoluta convicción que con esa acción terminaría
con el ejercito chileno que se hallaba desbandado y borracho y con ello se ganaría la guerra. Naturalmente Piérola le negó el permiso, aduciendo que le había dado su palabra al comandante chileno de que no atacaría, una prueba más de que este hombre, servía a Chile. Naturalmente, cuando ya a los chilenos se les paso la borrachera y se reagruparon, se olvidaron de la tregua y empezaron el ataque contra la segunda línea defensiva que estaba en Miraflores esto ocurrió a medio día del día 15 de enero. Las mal distribuidas fuerzas peruanas poco pudieron hacer y a Piérola, el comandante en jefe, no se le vio dar ni una sola orden y cuando ya todo estaba consumado, se retiro del escenario hacia Lima y para no dejar inconclusa si obra contra la Patria, ordeno a todos los soldados depositar sus armas en el cuartel Santa Catalina, por esta acción, lo chilenos cuando ocuparon Lima, encontraron 15 mil fusiles en el mencionado cuartel. Piérola después de haber dado esta última orden huyo a la sierra, pero después de algunos años volvió a la escena política y como es normal el mal de amnesia de nuestro pueblo, fue hecho presidente nuevamente.

Esta es la historia del accionar de Piérola en la etapa de la guerra con Chile, sus actos de flagrante traición a la Patria, deberían haberlo sepultado bajo un montón de tierra, sin embargo, su nombre figura en plazas, calles, clubes, billetes de moneda y otros sitios que debieran estar reservados para hombres que honraron a la nación.

Comments (86)

Perú adquiere 35 lanzadores BM-30 Smerch y misiles Exocet

El Ministro de Defensa, Rafael Rey, hizo el anuncio de la adquisición de misiles Exocet y lanzadores de última generación BM-30 Smerch, que sólo los tienen los ejércitos ruso, indú y de argelino; y que es considerado como uno de los más letales del mundo
Sobre los Exocet, los ingleses en las Malvinas supieron cuanto daño pueden causar. Los Argentinos sólo tenían 4 y con estos hundieron a un destructor de última generación, el HMS Sheffield, un gigantesco portacontenedores,HMS Atlantic Conveyor, un destructor liviano ,HMS Glamorgan; y dejaron inutilizable (o seriamente dañado) al Portaviones HMS Invencible. Los argentinos habían comprado a Francia antes de la guerra 15 Exocet. Pero sólo les fueron entregados 4 ya que la guerra comenzó. Imagínense si hubieran tenido los 15. Ahora, los Exocet de ahora han evolucionado a la par de las tecnologías antimisiles y se puede decir que siguen siendo igual de eficaces que hace 28 años.
Sobre los lanzadores BM-30 Smerch: Los misiles lanzados por los Smerch tienen un alzance de hasta 90 Kms, el misil pesa 800 Kgs y el peso de la cabeza de combate 243 Kgs. La cabeza del misíl está cargada con 72 submuniciones de 2 Kgs de peso cada una, las cuales están diseñadas para impactar en ángulo de 90º a sus blancos, esto gracias a un sistema de paracaidas. Los techos de los blindados son facilmente penetrados por la munición. Pobre los Leopard que se crucen en su camino. Además puede lanzar minas antipersonales, bombas incendiarias, y cargas capaces de localizar por sí solas su blanco. Además de aparatos aéreos no tripulados.
Esta adquisición que se suma a la compra de los Tanques Chinos MBT-2000, como parte de Nucleo Básico de Defensa, supone una gran ventaja para el Perú, ya que estos sistemas no los tiene ningún país de la región y son un arma de gran poder disuasivo ya que literalmete no hay blindados que puedan resistir su gran poder destructivo.

Comments (157)

Rafael Rey sigue terco en adquirir los MBT-2000

El 24 de Julio de este año el general Jorge Vega Yánez, jefe del equipo técnico que evaluaba la adquisición de tanques, remitió un informe en el que se decía que los MBT 2000 son estupendos, pero no cumplían con las especificaciones del Ejército, superar al Leopard 2A4 de Chile.
Los más importante era la disponibilidad de lanzamiento del misil de calibre 125mm, que recién estaría certificado oficialmente dentro de dos años. Esto permitiría atacar a los Leopard 2A4 furea del rango de fuego de estos.
Sin embargo aún no entendemos que razones mueven a Rafael Rey a mantener la idea de comprarlos. El T-90 ruso es un tanque mucho mejor que el Leopard 2A4 y cuesta la mitad de este (Aunque el doble del MBT-2000) y es la mejor opción. Para que se van a comrpar tanques más baratos que no van a servir de NADA ante el enemigo!
Ah y por favor repotencien los Mi-25 y adquieran nuevos. Son buenos cazatanques.

PARA LA DEFENSA DE UN PAIS NO SE DEBE ESCATIMAR GASTOS. HACE 130 AÑOS NOS PASÓ ALGO PARECIDO. RAFAEL REY, ALAN GARCÍA, COMANDANTE GRAL DEL EJERCITO OTTO GUIBOVICH, ENTREN EN RAZÓN! ACUÉRDENSE DE LOS TRACTORES CHINOS QUE TRAJO JOY WAY

Comments (1)

Tanques chinos MBT-2000, son la mejor opción contra los Leopard 2A4?

Las recientes declaraciones del Ministro de Defensa Rafael Rey sobre la adquisición de tanque chinos MBT-2000 ha generado bastante polémica entre los entendidos. El gobierno chino cedió 5 tanques mbt 2000 a prueba al gobierno peruano, que fueron mostrados en la parada militar.


Este tanque es la tercera generación de tanques tipo 90 desarrollados por la estatal china Norinco en conjunto con el gobierno de Pakistan, fue diseñado tomando como base al T-55 ruso.
Las principales características del MBT-2000 (Type 90-IIM) son:
Peso: 46,5 t
Longitud: 10,07 m
Anchura: 3,50 m
Altura: 2,40 m
Tripulación: 3 (comandante, conductor y artillero)
Blindaje: Multicapas, de componentes reemplazables en algunas áreas.
Arma primaria: cañón 125 mm de ánima lisa, estabilizado y con cargador automático
Arma secundaria: ametralladora de 7,62 mm coaxial y 12.7 mm antiaérea
Motor: Construido en Ucrania, 12 cilindros diésel modelo 6TD-2 – 1,200 hp (895 kW)
Velocidad máxima: 72 km/h
Autonomía: 500 km
Rodaje: cadenas con 6 ruedas de rodaje
Suspensión: barras de torsión

Su contrincante el Leopard 2A4, tanque desarrollado inicialmente a base de un proyecto conjunto entre Alemania y USA, tiene las siguientes características:
Peso: 59,7 t
Longitud: 7,7 m
Anchura: 3,74 m
Altura: 2,64 m (3,0 m con periscopio)
Tripulación: 4 (comandante, artillero, cargador y conductor) .
Arma primaria: cañón Rheinmetall L55 de 120 mm y ánima lisa con 42 proyectiles
Arma secundaria: 2 ametralladoras MG3 de 7,62 mm con 4.750 proyectiles
Motor: MTU MB 873 Ka-501, 12 cilindros en V a 90º diésel turboalimentado 47.600 cm3, 1.500 CV (1.100 kW)
Relación potencia/peso: 25,1 CV/t
Velocidad máxima: 72 km/h (31 km/h marcha atrás)
Autonomía: 470 km
Transmisión: tipo hidromecánica Renk HSWL-354, con freno hidrostático y mecánico de doble disco refrigerado por aire
Rodaje: cadenas con 7 ruedas de rodaje y 4 rodillos de apoyo a cada lado
Suspensión: barras de torsión con amortiguadores rotativos y 5 topes hidráulicos a cada lado

El problema con los tanques es que no se saben que tan buenos son hasta que entran en combate. Por ejemplo los Merkava isaraelíes eran considerados los mejores del mundo, pero en la guerra contra Hizbollah del 2006, los guerrilleros destruyeron (o dejaron inutilizables) entre 60 y 70 de estos tanques usando la super económica y portatil RPG-29 Vampire. Al igual que muchos M1 Abrams fueron inutilizados por la resistencia iraquí con los casi obsoletos RPG-7 (Deberían los americanos agradecer que los iraquíes no tenían RPG-29s)
Los Leopard ya han sido probados en la guerra de Kosovo y Afganistan y aunque no se han enfrentado a otros tanques, las pruebas en terreno han sido más que satisfactorias. El MBT-2000 no ha tenido pruebas en conflictos, sólo lo usa Pakistan, además es un Tipo 90 y su blindaje dejaría mucho que desear en un combate contra carros más potentes, China tiene los tanques Tipo 99 que sí están pensados para combatir contra tanques de ultima generación occidentales (como los Leopard 2A4). Quizá la única gran ventaja del MBT-2000 sea que puede disparar misiles mientras que el Leopard 2A4 no.
Personalmente no confío en los productos chinos, habrán llegado al espacio, serán potencia, pero lo que producen (autos, electrónica, etc) deja mucho que desear. Hay gente que dice que Sony, BMW, Mercedes Benz y otras grandes empresas fabrican sus productos o parte de ellos en China y por lo tanto China hace cosas buenas, pero se debe aclarar que son productos con tecnología japonesa o europea y con rigurosos controles de calidad.
El Perú debería replantear las compras de estos tanques (todos los expertos coinciden en que la mejor opción es el T-90 ruso) , incluso los MBT-2000 fueron descartados en Julio pasado por el Grupo Técnico Operativo de Apoyo a la Adquisición de Tanques, perteneciente a la Dirección General de Logística del Ejército (Digeloge). Es posible que haya habido presiones diplomáticas, o algo bajo la mesa para volver a tomarlos en cuenta.
Los mejores tanques del mundo (Sin ningún orden) son:

M1 Abrams – Norteamericano
AMX-56 Leclerc – Francés
Merkava – Israelí
Tipo 90 – Japonés
T-90 – Ruso (Para mí el mejor del mundo, y el único que cuenta con blindaje a prueba de los proyectiles APFSDS de uranio empobrecido que disparan los Abrams y Merkava; y obviamente contra sus propios RPG 29…un Leopard sólo lo rasguñaría)
Challenger 2 – Inglés
Tipo 99 – Chino
Leopard 2 – Alemán

Otro dato, el MBT-2000 cuesta la cuarta parte de lo que cuesta un Leopard 2. Será sólo porque es hecho en China o porque los materiales son más baratos?? La mejor opción son los T-90s!!! Están el doble de un MBT-2000 pero son los mejores del mundo! Chile no los compró porque su ejército siempre ha usado armas amricanas o europeas, no se acostumbran a las armas rusas, que son para hombres.

Y no olvidar de comprar grandes cantidades de RPG 29 Vampire (y las RPG 30 y RPG 32) comprobados en batalla contra los mejores blindados del mundo, y comprar más lanzadores y misiles Kornet-E (Tenemos 20 lanzadores y 255 misiles). Los Kornet-E tambien inutilizaron algunos Abrams en la última guerra de Irak y Merkavas en el 2006 en Líbano. La ventaja de los Kornet E es su alcance (hasta 5KMs versus los 500 mts del RPG 29) pero no tienen la potencia del RPG 29 (su sistema de doble carga en tandem puede perforar practicamente cualquier blindaje).
Y los Kornet-E (actualmente montados en anticuados Jeeps) deberían montarlos en vehículos 4×4 todo terreno mucho más rápidos.

Comments (131)

Lima en la cima: Artículo del chileno Ruperto de Nola

Extraordinario artículo del crítico gastronómico chileno Ruperto de Nola sobre la cocina peruana publicado en El Mercurio

Si quiere Usía leer mucho y barato, debe ir a Buenos Aires; si quiere comer como los dioses, debe ir a Lima.

Por Ruperto de Nola, desde Lima, Perú.
Lima es ya indiscutiblemente la capital de la culinaria americana. No sólo la cocina es excelsa, variada, nueva y antigua a la vez (¡lo mejor de ambos mundos!), sino que hay algo más: se ha vencido, finalmente, el complejo de inferioridad cultural culinaria que nos afecta a los americanos frente a los Estados Unidos o Europa o China. Y los limeños ofrecen lo propio con un desplante comparable al de los franceses o italianos. No hay aquí temor a que el extranjero mire en menos lo que se come en la ciudad: se han sacado los limeños el susto de encima y se lo han endosado al visitante extranjero; están justamente convencidos de que cualquiera que desapruebe lo que Lima ofrece sobre manteles no hace sino demostrar una vergonzosa falta de cultura y de buen gusto.

Sólo por este rasgo de psicología colectiva Lima debiera ser un ejemplo para nosotros, por mucho que la materialidad misma de su cocina sea inimitable. Es que no se trata de imitar los platos y la sazón; lo que hay que imitar es ese extraordinario espíritu, seguro de sí.

La prosperidad económica del Perú contribuye también a explicar este momento de su cocina: la culinaria es flor remilgada que sólo se abre cuando puede hundir sus raíces en tierra mullida con mucho oro y plata. Lima entera, por lo demás, es demostración de tal cosa: cómo está la ciudad de limpia y bien cuidada, cómo la costanera que va desde Miraflores a Barranco es un precioso y largo jardín a cuyo lado algunas “ciudades jardín” de nuestras costas quedan pálidas.

Hemos recorrido algunos de los restoranes nuevos de Lima, aquéllos que no tienen más de un año. Una de las novedades más notables que descubrimos, el restorán Central, lamentablemente ya no está: cerró por problemas legales (estaba en una zona residencial). Pero seguro que pronto volveremos a saber de su joven chef, Virgilio Martínez, ojalá que secundado por el mismo extraordinario, cosmopolita y juvenil equipo, donde había colombianos, uruguayos, españoles, ingleses y mexicanos. ¡Qué lujo de “maître” madrileña, qué estupendos sommeliers!

¿Qué restorán en Chile se atrevería a ofrecer como entrada unos sesos de chancho lechal, envueltos en fina panceta de tocino? ¡Y qué gloria eran!

Esta excepcional cocina de Virgilio Martínez, que amenaza con destronar a otros grandes del oficio en Lima, lleva un indiscutible sello hispánico, aunque es, al cabo, una inteligente cocina de autor en que la mano peruana aparece inconfundible.

En un estilo totalmente distinto, pero con igual calidad, está el bistró de Hervé (Calle Atahualpa 195, Miraflores, tel. 51-1 / 446 5164) que es, a todas luces, mucho más que un bistró (su chef parisino posee una estrella Michelin). Fuimos movidos por la curiosidad: hasta hace unos veinte años, no había en Lima más buenos restoranes que los franceses; pero desde entonces, todo lo que no sea cocina peruana ha decaído en la estimación del público. Se trata de una muy buena cocina francesa, de sabores más delicados y preparaciones menos impactantes que las del “Central”, pero con un resultado final tan estupendo como lo demás que se come en Lima. Como está abierto hace muy poco, había ese día un excelente menú degustación: foie gras sobre una ensaladita de lechugas, flores de zapallo italiano rellenas con pulpa de cangrejo, corvina en costra de sal con unas maravillosas papas y una espumosa emulsión de vino blanco y mantequilla, magret de pato (perfecto en forma y cocción) con pimienta chapa, “rosace” de papas y salsa a la naranja; y dos finos postres: un macarrón relleno con helado de chirimoya, con clementinas confitadas, y una “barrita” de chocolate bitter belga y praliné, acompañado de crema helada al café y aromatizado con cardamomo verde. El vino que elegimos fue un notable “Gran Blanco” de Tacama, viña peruana que nos deparó varias sorpresas (de un precio también sorprendentemente moderado, para la calidad). Hervé ofrece además algunos clásicos de la “cuisine bourgeoise” francesa, como la “blanquette de veau à l’ancienne” y el lomo “à la bordelaise”.

Después de este excurso galo, volvimos a la cocina regional peruana. Pero tamañas dos cumbres nos dejaron la vara puesta tan alta que lo demás que comimos, aunque muy bueno, nos pareció estar un escalón más abajo. El restorán Mayta (Av. 28 de Julio 1290, Miraflores, tel. 51-1 / 446 5430), bajo las órdenes de otro joven chef, Jaime Pesaque, abrió hace ocho meses con una cocina de inspiración italiana, pero con una mano peruanísima. Partimos con uno de los platos más finos que encontramos en nuestro recorrido: un huevo pochado puesto sobre puré de alcachofas y flanqueado por prosciutto de pato. Probamos, para compararlo con el nuestro, el pastel de choclo relleno con hongos y ragú de lomo; pero la complejidad de los sabores del relleno opacó el sabor del choclo; nos quedamos con nuestro pastel chileno, mucho más armonioso. Resultó buenísimo el lomo saltado con tacu-tacu de pepián de choclo: nos atrajo éste, que según cuentan los limeños, habría sido alabado por Pío Nono (“beati peruviani qui manducant pepianum”…). La verdad, no nos produjo ninguna sensación beatífica. Mejor nos pareció el “arroz meloso de conchas negras y de abanico, al ají limo, cerveza y cilantro”. Las “conchas negras” son unas almejitas negras, y las de abanico, una variedad de ostiones. Con un cilantro puesto en mayor cantidad, el plato habría resultado mejor. Donde el Mayta demostró la calidad de que es capaz fue en los postres: un excelente turrón de lúcuma y un excepcional trío de suspiros: uno de lúcuma, otro de chirimoya y otro clásico dentro de un canuto de maravilloso hojaldre.

Entre restorán y restorán, haga un aro. Visite, por ejemplo, la librería El Virrey, tan rioplatense en tamaño, variedad y comodidad que sólo salimos de nuestro asombro cuando supimos que pertenece a unos uruguayos. Por esos días estaba de fiesta San Martín de Porres y el tráfico se veía interrumpido por incontables procesiones de cofradías de “morenos”. Las “morenas” las seguían con bien sabrosos cánticos: “Mi dueño/ tiene eso pequeño,/ lo otro chiquito/ y estrecho el pie./ ¡Achís, María y José!”. Y dése una vuelta por las infinitas tiendas de artesanías de la calle Petit Thouars, en Miraflores, donde encontrará maravillas.

Luego, vuelva a trabajar. Daniel Sologuren es un chef de 28 años que dirige el restorán Madeira (Av. Benavides 1761, Miraflores, tel. 51-1 / 445 0127), donde descubrimos que la peruana Viña Tacama produce un espumante brut magnífico en calidad y de precio bajísimo (Dios lo guarde así mucho tiempo). Con él acompañamos una buena comida que comenzó con unas almejitas “al fuego” (puestas en su concha con salsa de mantequilla, vino blanco y especias), y siguió con un pulpo a las brasas con una salsa de albahaca “thai” y unas papitas muy ricas; luego vinieron un guiso de pato al zapallo loche con arroz criollo (una variación del archifamoso arroz con pato), con ensalada de cebollas y nabos, y unos “spaghetti” que nos picaron la curiosidad: plato de mestizaje italiano que traía la pasta “al pesto” acompañada de algo jamás visto en Génova: unas “sabanitas”, o sea, escalopas apanadas de lomo. Bueno el pesto; curiosa la combinación con las “sabanitas”. El postre, una “tarte tatin” de membrillo no fue, como siempre es el caso fuera de Francia, verdadera “tarte tatin”; pero, en fin; mala no estaba. El restorán ofrece una variedad de piscos peruanos finos, de los cuales uno puede pedir un “apruebe” (salvo de los más caros, que son muy caros).

Gastón Acurio, admirable empresario (se ha establecido en Santiago, Bogotá, Miami, Madrid y otras partes), ha abierto hace poco en Lima la anticuchería Panchita (Calle Dos de Mayo 298, Miraflores, tel. 51-1 / 242 5957). Todos oran para que tanto emprendimiento no lo aparte demasiado de las sartenes y cacerolas (“al ojo del amo engorda el caballo”). Es un lugar bien puesto (como siempre, en los establecimientos de Acurio), que sirve carnes a las brasas y anticuchos, con gran sencillez y precios moderados. Nosotros pedimos un “piqueo” de mollejas (ahí sí que saben hacerlas porque las aprecian; no como en Santiago, donde el disfraz que les ponen las desvirtúa…) con buenos panes, y luego unos anticuchos de corazón (de eso es el verdadero anticucho), acompañados de unas sublimes papas doradas y de un choclo peruano tan delicioso que, comienza uno a comerlo, y no hay quien lo pare. Vinos decentes, buenas cervezas, y un postre que no puede uno omitir: crujientes picarones, hechos en la mejor tradición limeña, con almíbar de chancaca perfumada con hoja de higuera.

Habíamos rehusado anteriormente visitar restoranes japoneses, de los cuales hay tantos en Lima; pero esta vez nos tentó la cocina “nikkei” (es decir, de mestizos peruano-japoneses) que ofrece el restorán Maido, abierto hace apenas unas tres semanas (Calle Colón 192, Miraflores, tel. 51-1 / 446 2512). El carácter peruano es tan poderoso que basta para transformar esa cocina oriental, primaria y exangüe, en algo sorprendente y muy bueno. Eludimos, por cierto, la oferta japonesa, y nos fuimos al mestizaje. Como “piqueo”, unos extraordinarios “rolls” de estrafalarios nombres japoneses: unos, gratinados con langostinos; otros, de “bistec a lo pobre”, con su salsa criolla, y unos llamados “maido maki”, envueltos en una tira de entraña asada, con langostinos, palta y otras cosas. Seguimos con un asado de tira nikkei de estupenda blandura y sabor (un trozo tan grande que equivale a la carne que un japónido come en todo el semestre); un tacu-chaufa, “evolución” oriental del tacu-tacu, y un muy buen atún sellado por fuera y crudo por dentro (único pescado que aceptamos en ese estado). Los postres fueron churros rellenos con manjar blanco y excelentes helados de café. El vino, un buenísimo “Blanco de Blancos” de Tacama (sauvignon blanc, viognier y chardonnay).

Hicimos, como de costumbre, una ritual visita a Rafael (Calle Ocharán esquina de San Martín, Miraflores), que nos pareció evolucionar peligrosamente hacia la cocina fusión (un buen foie gras, de buen tamaño, con una rica rebanada de durazno acaramelado al horno, pero flanqueado de una torre de elementos tan heteróclitos que, aburridos, no terminamos de identificar; un mero en un caldo japonés insípido con unas algas como huiros, acompañado de un arroz verde frito -que fue lo que nos calmó el hambre-; postres correctos pero minimalistas…).

Concluimos con una visita a los dos restoranes que no debe uno omitir jamás en esa ciudad: la cebichería Punta Sal (Malecón Cisneros, cuadra 3, esquina con Trípoli, Miraflores, tel. 51-1 / 242 4524), cuya cocina es la más fresca y chispeante de Lima (comimos, luego de riquísimos cebiches y tiraditos -¡ese “tiradito de amor en dos tiempos!…-, nuestro plato canónico en ese lugar, producto de la imaginación sin límites de Adolfo y Gaby Perret: “tagliatelle” negros con calamares, cubiertos de finas láminas de ajo frito). Y El Señorío de Sulco (Malecón Cisneros 1470, Miraflores, tel. 51-1 / 441 0389), cuyas causas, cabritos asados, lechoncitos, arroces y dulcería limeña son de máxima calidad (qué delicia de pisco sour).

Afuera, desfilaba todavía San Martín de Porres en andas de plata. “¡Achís, María y José!”.

Comments (1)

El combate de Angamos: La Gloria de Grau y el Huáscar

Infografía del Huáscar

El héroe de Angamos

El héroe de Angamos

Para capturar al Huascar los chilenos pusieron en alarma constante las comunicaciones telegráficas entre Valparaiso y Antofagasta. Organizaron, además, el servicio noticioso de los pescadores y surtieron a los barcos de su escuadra con doble hélice y nuevas granadas a la vez que incrementaron la velocidad de sus blindados.
Rumbo al sur de Chile, el Huáscar y la Unión entraron al puerto de Coquimbo, donde no encontraron resistencia. Como tuvieron noticias de una expedición chllena rurmbo al Perú, regresaron a Antofagasta.
Al amanecer del 8 de octubre de 1879, entre Mejillones y Antofagasta, fueron vistos el Huascar y la Unión por una de las patrullas en que estratégicamente se habia dividido la escuadra chllena (Blanco Encaloda,Covadonga y Matias Cousiño). Habían esquivado las naves peruanas este peligro, cuando tres humos más aparecieron en el horizonte. Eran el Cochrane, el O’Higgins y el Loa. El combate se hizo inevitable para el monitor. La Unión se retiró empleando la mayor rapidez de su andar. Si no había logrado escapar, Grau hubiese podido, a menos, hundir o embarrancar su buque. No lo hizo así y afrontó la lucha que empezo a las 9 y 18 minutos. Los disparos del Huáscar hacían poco daño en el Cochrane, el pesado y robusto blindado de 3.600 toneladas, con gruesa armadura, cuyas balas, en cambio, causaban terrible estrago en el viejo monltor. A poco el Blanco Encalada participaba en la acción, haciendo su primer dísparo ya a 600 yardas. Una granada reventó
en la torre de mando del Huascar a las 9 y 35 minutos y Grau quedó hecho pedazos, asi como su ayudante Diego Ferré. También murieron luego su sucesor en el comando, capitán de corbeta Elias Aguirre y el tenlente 1º” José Melitón Rodríguez que lo reemplazó. Otro de los jefes, el teniente 2º Enrique Palacios, que recogió la bandera caida en medio del combate y la restableció en el tope del pabellón, llegó a sumar en su cuerpo catorce heridas para sucumbir más tarde. Luchando en condiciones que en repetidas ocasiones llegaron a ser desesperantes, a causa de que la artilleria chilena llegó a destruir dos veces los aparatos de gobierno de blindado peruano y del defecto del espolón del Huáscar (dice Ekdahl, historlador militar de la guerra, al servicio de Chlle) el buque no solo supo librarse de los repetidos ataques a espolón de los dos blindados chilenos sino que tomó resueltamente la ofensiva tratando en el momento oportuno de espolonear al Blanco Encalada. Durante todo el tiempo usó el Huáscar su artilleria con bastante provecho y persistio, a la vez, con energía incansable en buscar camino libre hacla el N.O.

Hubo un momento en que la driza que sustentaba al pabellón de monitor fue cortada por
una bala; pero arreglado el daño inmediatamente, como ya se ha anotado, el pabellón vovió a ser izado al tope. Dice una versión chilena que fue una estrateg¡a para atraer a uno de los blindados cerca del espolón; porque ninguna señal dio de abandonar el combate.

He aquí una descripción del aspecto del buque: “Botes hechos pedazos, pescantes, ventiladores, cadenas, mamparos, sobreestantes, la torre de mando, falcas, retorcidas o pulverizadas y en confusa mezcla con cascos de granada, trajes de marinero, cabos rotos y regueros de sangre que en ciertos sitios formaban verdaderos charcos. La cámara de oficiales era una mezcla confusa de cadáveres, fusiles rotos, astillas, medicamentos y vasijas”

El cuarto oficial,teniente Pedro Gárezon, que había asumido el mando, hallábase herido. Gárezon dio la orden para que se abrieran las válvulas como medio de inundar el buque y hundirlo. Revólver en mano, los marineros chilenos obligaron a los maquinistas de nacionalidad extranjera a cerrarlas. El combate acabó después de las diez de la mañana cuando el Huáscar tenia el estado mayor exterminado, la tripulación reducida a una cuarta parte,fuego a bordo y la artilleria paralizada. Si el mar no hubiera estado en calma el monitor se habría hundido después de haber sido capturado, debido a sus averias. Ellas, sin embargo, no habían malogrado el motor ni las vías de agua.

De las 216 personas a bordo del buque peruano, murieron peleando 31. Ningún oficial entregó su espada porque, momentos antes de llegar los chllenos, la habían arrojado al mar.

El perlodista chileno Enrique Montt pintó de la siguiente manera el camarote de Grau a la llegada del Huáscar a Valparaíso: “En un rincón, hacia el lado de babor, vimos el lecho de Grau: este rincón estaba sencillamente arreglado; a la derecha, el lecho colocado sobre una especie de aparador o cómoda que le servía de catre; al lado y cerca de la cabecera, un humilde lavatorio de palo de álamo barnizado de negro; el suelo estaba tapizado con un encerado de regular calidad; una elegante espada colgaba de la pared junto con otras armas; por el piso se veían desparramadas las hachas de abordaje, sables mohosos y algunas lozas del servicio particular y doméstico del comandante del Huáscar…Recién fue tomado por nosotros el monitor, estaban colgados a la cabecera del lecho del comandante los retratos de su señora esposa y de sus hijos”

La publicación francesa L’Année Maritime que estudió en 1880, con lujo de detalles, esta campaña, llamó al de Angamos un combate entre las corazas y la artillería. Pero aún en lo que respecta a la artillería, desde el comienzo los chilenos pudieron hacer muchos disparos más que los peruanos con cañones superiores en número y de menor edad. El Cochrane lanzó unos 46 tiros y el Blanco Encalada 31; el Huáscar unos 40. Fue el de los blindados un juego de polígono. La distancia entre los combatientes osciló entre 2000 a 20 metros.

Con la pérdida Huáscar, el Perú quedó reducido prácticamente a sus fuerzas terrestres y Chile obtuvo el libre uso del mar. “El triunfo definitivo de Chile no es más que cuestión de tiempo”, afirmó entonces L’Anne Militaire, otra de las revistas francesas en que aparecieron comentarios técnicos sobre esta guerra.

La Patria late en el Huáscar y algún día volverá a mares peruanos

Comments (20)

Correrías del Huascar entre Agosto y Septiembre de 1879

Se acerca el 8 de Octubre fecha del glorioso Combate de Angamos y para saber un poco más de la gloria del Huascar y de Miguel Grau acá les contamos (gracias a Jorge Basadre) las correrías del monitor entre Agosto y Septiembre:

El Monitor Huascar

El 1º de agosto salió el Huáscar de Arica con el Rímac rumbo al sur; pero sufrió las consecuencias de la braveza del mar, y recibió daños. El Rímac tuvo que dirigirse al Callao. Siguió el Huáscar hasta Caldera e intentó coger al barco chileno Lamar que en este puerto se pegó al muelle en un pasaje con poco fondo. De ahí pasó a Taltal el 7 de agosto, donde comenzó a destruir lanchas hasta que aparecieron buques enemigos, entre ellos el Blanco Encalada. Continuó su viaje al norte y tocó en Cobija y Tocopilla. Sirvió luego de convoy al transporte Oroya de lquique a Arica.
El 22 de agosto salió el Huáscar de Arica con el transporte Oroya y se dirigió a Iquique y luego a Antofagasta a donde llegó en la madrugada del 25 encontrando a los buques del enemigo Magallanes y Abtao,al transporte Limarí y otro vapor pequeño anclados detrás de varios navíos mercantes y muy próximos a tierra.Su presencia fue delatada por un cohete de luces.”No era prudente atacarlos con el ariete (expresó Grau en su parte al referirse a los barcos chilenos) porque fondeados inmediatos a los arrecifes del norte y del sur que forman la poza, en la oscuridad de la noche y entre catorce buques mercantes que llenaban el fondeadero, se hacia inseguro gobernar con acierto para llegar hasta ellos, aparte del peligro que se corría de chocar en una roca. No podía tampoco hacer uso de la artillería porque ya estaba aclarando el día y era comprometido trabar combate en medio de buques neutrales, a los que podía ocasionarse algún daño de consideración. Salió así del puerto y se dirigió a Taltal donde capturó nueve lanchas y un pontón con el cual hizo ejercicio de fuego de artillería para destruirlo.
El 28 de agosto en la tarde libró el Huáscar un combate de artillería de cuatro horas con las baterías de Antofagasta que habían sido reforzadas y los buques Magallanes, Abato y Limarí. A la distancia de 3 mil a 3.500 metros disparó 26 obuses con sus cañones de 300 y 2 con sus cañones de 40 libras, desmontando un cañón, de 3OO. Los daños en la máquina del Abtao fueron importantes. En este combate murió en el Huáscar el teniente Carlos de los Heros, el teniente Fermín Diez Canseco se lanzó al agua y desvió la trayectoria de un torpedo Ley que había regresado e iba a chocar con el monitor. Mientras el Oroya, que lo había acompañado en la correría, se dirigía a Arica llevando a remolque algunas pequeñas barcas capturadas, el Huáscar después de hacer estas presas en Mejillones, Cobija y Tocopilla, llegó a Iquique el 30 de agosto. Zarpó esa misma tarde en dirección a Arica, para convoyar al transporte Chalaco cargado de municiones de guerra, y regresó en seguida a Iquique el 2 de septiembre. El Huáscar volvió al mar junto con la Unión, saliendo del puerto de Arica rumbo al litoral chileno el 30 de septiembre.

La Patria está en el Huascar! Algún día volverá y ondeará una bandera peruana en su mástil

Comments (18)

Older Posts »