Archive for Turismo

Tradiciones sobre el origen de la festividad de la Virgen del Cármen de Paucartambo


Hemos recogido 4 versiones sobre el origen de la devoción a la Virgen del Carmen en Pucartambo.

TRADICIÓN DE PAUCARQOLLA.-
En el siglo XVI fueron enviadas dos imágenes de la Virgen del Carmen para los corregimientos de Paucartambo en Cuzco y Paucarqolla en el departamento de Puno
Las imágenes tenían diferentes estaturas, siendo una más linda que la otra. La imagen más alta en estatura y la más bonita fue llevada a la capital paucartambina mientras que la imagen pequeña y menos linda llego a Paucarqolla causando el descontento a los paucarqolleños quienes empezaron a reclamar aduciendo que se había producido confusión y error en los envÍos.
Los reclamos no surtieron resultados y los habitantes no tuvieron otro camino que quedarse con la imagen que les conespondió, en cambio los paucartambinos celebraron con mucha pompa la suerte de poseer la imagen más grande y más hermosa.
Situación que jamás olvidaron los paucarqolleños, limitándose a hacer largos viajes anuales con motivo de Ias festividades, conduciendo piaras de llamas con cargamento de sesina, queso, cañiwa y otros productos para cambiar con utensilios de madera cuyos viajes en el fondo llevaba el deseo de asistir para ofrecer a la Virgen sus cánticos y sus bailes, surgiendo la danza de los Qollas en cuyos cantos se aprecia el sufrimiento del largo viaje.
Consideramos que esta tradición es una de las verdaderas, pero jamás aclarado que existe la imagen de la Virgen del Carmen en Paucartambo en el poblado de Pukara, posiblemente la antigua capital del conegimiento de paucarqolla haya sido Pukara donde si existe una imagen de la Virgen del Monte Carmelo.

TRADICION DE KCOSÑIPATA.-
La versión fue recogida por el Dr Josafat Roel Pineda correspondiente a 1950 la tradición dice : “hace muchos años cuando en el Valle de Kcosñipata había cerca de 360 haciendas, y dicho valle era el más rico y poderoso de cuantas pertenecían a los españoles, existía como en otras regiones de la selva un templo en la hacienda Asunción y la imagen de la Virgen del Carmen.
De madera muy pesada era llevada a Paucartambo para el día de Corpus, como sucedía con todas las imágenes de Santos de la selva, cierta vez se revelaron los salvajes y con feroz brutalidad destruyeron y quemaron las haciendas del valle y dieron muerte a los habitantes blancos y atacaron finalmente la iglesia.
Las flechas que dispararon los salvajes hirieron el cuerpo de la Virgen que se puede apreciar en la imagen de madera que tiene algunas partes desastilladas en el ojo y el pecho.
Y finalmente, según unos lanzaron la efigie al rio Amaru (rio serpiente) que desde entonces se llama Madre de Díos por haber arrastrado la imagen y haberla posado sobre una isla del rio, lugar de donde se recupero y traslado a Paucartambo.
Según algunas versiones, en la isla, además de la imagen de madera se hallo otra de yeso, pero que sólo pudieron sacar la primera.
Por otro lado la danza de los chunchos hace alusión a la vida guerrera de los salvajes que le ofrecen su baile que según el pensamiento popular, la Virgen siente especial predilección.

TRADICION DE LOS QOLLAS VIAJEROS.-
Desde siglos atrás y en los meses de invierno y primavera, llegaban a Paucartambo numerosas piaras de llamas por el camino de herradura en el sistema hidrográfico de la alcumbrera, qapana, pinrvayani que pasaron por el Ausangate trasmontaban el sistema del nudo del Vilcanota. hasta llegar al sistema hidrográfico del Qollao, eran los habitantes del altiplano con su característico vestuario monteras rectangulares que transmontaban las altas cordilleras, junto a numerosos grupos de camélidos peruanos, cargados de rico queso, sesina, kañiwa, ollas, chuño y moraya que enjaezados con hermosas soguillas llenas de campanitas y sonajas, ingresaban triunfantes en la ciudad paucartambina, para alojarse generalmente en los canchones de Karpapanpa y Kallispujio .
Una mañana uno de estos Qollas viajeros encontró muy sorprendido la cabeza muy linda de la Virgen del Carmen en una de las vasijas de su cargamento, hallazgo que fue entregado a una de las señoras mas encumbradas , quien mando a esculpir la imagen que hoy se venera .
Desde entonces, todos los Qollas viajeros le rinden homenaje fervoroso con sus hermosos cánticos y bailes característicos de la danza de los Qollas.

TRADICION DE LOS NEGROS.-
En la época de la colonia , Paucartambo era una región muy notable por la producción de minerales de plata, zing, vanadio y posiblemente oro en la región, en la selva del Kcosñipata había florecientes haciendas, pertenecientes a las familias españolas.
Como quiera que los nativos no estuvieran preparados para trabajos forzados y de técnicas especiales, fueron traídos de la costa numerosos grupos de negros, especialmente de Lima y Potosí, donde la veneración de la advocación de la Virgen del Carmen era muy popular en el Rimac, BarriosAltos y Carmen de la Legua. Todos los años los mineros y agricultores negros llegaban a la festividad trayendo sus sufrimientos, dedicando sus cánticos y bailes, a cuya consecuencia surgió la danza de los negros, que en aquellas épocas eran de dos clases: los Qapac Negros y los Huaqcha Negros, uno de los más hermosos pasacalles dice : morenito chiquito no hay que llorar, aunque vengan trabajos forzados, la Virgen del Carmen nos dará vida. Lima y Potosí, todo he andado, vamos bailando, vamos cantando!
Esta es la expresión genuina de los negros de la costa, que llegaron hasta Paucartambo para pedir a la Virgen del Monte Carmelo que intercediera para su libertad del estado de esclavitud en que vivían en la época colonial, situación que se refleja hasta nuestros días en los hermosos conjuntos de danzas de los negros cuyas máscaras reflejan sufrimiento con lágrimas en los ojos y las cadenas de plata que llevan prendidas a la cintura, los versos de sus cánticos son una demostración de esta aseveración.

Dejar un comentario

Huancaya

Se viene un feriado largo, y uno de los destinos a los que sugeriría ir es la bellísima Huancaya.  Los textos son sacados del libro Guía de la Región Lima de Rafo León, las fotos son propiedad nuestra. Hemos visitado Huancaya y verdaderamente vale la pena

Huancaya (3,581 msnm) se ubica a 320 kilómetros de Lima; y en esta ruta no cabe hablar de destinos, pues el hecho de transcurrir por los caminos observando el paisaje es algo que compone un destino en sí mismo. La cordillera nos ofrece sus accidentes, amarillentos en temporada seca, muy verdes en los meses de lluvia. Los cañones flaqueados de andenería son únicos. Lagunas en abundancia llena de aves, bofedales, bosques, extensas pampas, rebaños de camélidos son quizás los elementos de mayor magnetismo en la reserva. No olvidemos que es un área conservada por su valor paisajístico. Al dejar Vitis atrás, en camino hacia Huancaya, pasamos por la hermosa laguna de Piquecocha, donde vemos parejas de huallatas, garzas y zambullidores. Dependiendo de la hora del día, el sol va cambiando el color de este gran cuerpo de agua, a ratos en tonos acero, en otros de intensísimo turquesa. La contemplación de esta laguna mientras se escucha el rumor suave de sus olas y las voces de las aves es un highlight de nuestro viaje. Aquí también se puede pescar trucha pero ojo, según las pautas de la pesca deportiva.

Huancaya es probablemente el lugar mas visitado por los viajeros de Lima, que vienen por aquí en numero creciente. Este es el pueblo donde quizás haya mayor cantidad de servicios de hospedaje y alimentación, siempre básicos, siempre suficientes. Recordamos habernos quedado la primera ves en un albergue municipal situado en el segundo piso de un edificio publico, y de madrugada habernos despertado con el altoparlante que llamaba a los campesinos a una faena. En otra ocasión, huyendo de ese madrugón, buscamos el hogar de doña Luzmila torres, donde nos dieron buena cama y mejor lomo saltado. Hoy hay casas de familia y hospedajes para escoger. En Huancaya también se puede acampar y existe un área municipal destinada para tal fin.

Huancaya es un pueblo más grande que todos los que hasta el momento hemos visitado, aunque tiene similar fisonomía urbana. Por donde uno voltea, encuentra andenes en los cerros. También hay una plaza, un viejo templo rustico –en este lugar bastante mejor mantenido, trasmitiendo la sensación de que esta vivo y en uso-, calles estrechas, casi todas con acequia al centro para desfogue de las lluvias. Siempre, desde niños, nos ha gustado en los pueblos serranos meternos a las pequeñas tiendas de abarrotes en las que se expende productos traídos de Lima (fideos, aceite, pilas, detergentes, gaseosas, cerveza) aunque también locales, como verduras, menestras encostalas, huevos de corral. Estas tiendas tienen un olor inconfundible, a aguardiente de caña, a querosene, una característica tan extendida en otros lugares semejantes en todo el Perú , como aun lo son esos enormes frascos de vidrios transparente donde se exhiben caramelos para la veta pero que in illo tempore se daban como yapa. No es nada improbable que en una de estas tienditas inviten al viajero una copa de aguardiente, que habrá que aceptar por dos razones: cortesía y placer.

Muy conocido es Huancaya por un bellísimo puente de calicanto rosado que permite el paso sobre el río Cañete, uniendo el pueblo con la campiña. El puente de dos arcos muestra perillones y otros adornos que nos hablan de la importancia de este asentamiento desde el siglo XVII. El puente es llamado <<colonial>> por todo el mundo a pesar de que su construcción es más bien republicana. Nos sentamos a mirar el pueblo desde el puente, las montañas y el discurrir del río, mientras los pobladores regresan de sus chacras. Es la maravilla observar las pequeñas cascadas en desniveles que hace el río en esta parte (donde se le conoce como Warko), el agua se divide, ante los obstáculos de las rocas, en chorrillos y caudales pequeños,

Hay quien sostiene que estas rocas deben sus colores calidos y brillantes al hecho de que estén cubiertas de coral, habrá que verificarlo. Pero como nada es perfecto en este mundo, el conjunto del puente, el río y los bosques de eucalipto ha sido seriamente impactado, esta vez no por ningún terremoto sino por una absurda obra municipal: un babilónico mirador de color salmón encendido, colocado en al parte alta, lleno de columnas y adefesios que aplana el paisaje con su protagonismo, y lo peor de todo es que ni siquiera se usa. Personal del Inrena nos dice que esta construcción se ha realizado sin tener en cuenta las normas del área protegida en cuanto a conservación patrimonial urbana y que se está estudiando demolerlo o hacer algo para disimularlo, quizás cubrirlo de enredaderas, revestirlo de piedra y, sobre todo, darle algún uso para que se deje de ser el elefante blanco (o, más precisamente, salmón) que es ahora. Si tomamos el camino que sale de Huancaya hacia Vilca veremos la pendiente del río hacia arriba y sus saltos de agua, uno de los paisajes mas impresionantes de toda la reserva. Aconsejamos, remontar el río por sus orillas, caminando  a caballo, y ver de cerca estos accidentes naturales en verdad únicos.

Deténgase, viajero, todo lo que le provoque en este pueblo, converse con la gente, descubra cómo aquí –como suele ocurrir en todos los Andes- los ancianos trabajan hasta una edad muy avanzada, una condición quizás mas sabia que el destino al que damos a nuestros abuelos en las ciudades, solitarios y sedentarios. Conozca los intentos para sacar adelante a Huancaya mediante el turismo, algo que de hecho ya viene ocurriendo desde hace un buen tiempo. Otra cosa: mucho criticamos a las autoridades locales por las obras absurdas que a veces realizan; sin embargo, no hacemos el mismo ejercicio crítico respecto a nuestro comportamiento. ¿Estamos siendo respetuosos con la gente al tomarle fotos sin consultarle? ¿Sabemos ser discretos, silenciosos, imperceptibles, como debemos comportarnos en un lugar ajeno y en general muy tranquilo? ¿Estamos incentivando con nuestras limosnas el terrible one dollar photo entre los niños? ¿Depositamos nuestra basura en los tachos? ¿Procuramos no regarla por donde caiga?

Antes de partir, visitemos el museo escolar de Huancaya, donde se guardan momias, cráneos, cerámica, textilería y orfebrería preinca, todo en muy buen estado de conservación, proveniente de los sitios arqueológicos de Cantusho, Jupa, Quinllo y Huancahuallay. Muy cerca de al entrada al puente <<colonial>> se encuentran las pinturas rupestres de Chocoparara, en color rojo con los representaciones zoomorfas y antropomorfas. Huancaya es un lugar impecable ara la practica deportiva del trekking, las cabalgatas, el ciclismo de montaña. El kayak y la pesca deportiva.

Hospedaje

  • Hotel Municipal [ una habitación con ocho camas y un baño común; S/8 por cama]
  • Hospedaje Don Pedrito [quince habitaciones simple con baño privado con agua caliente cada una; cable en cada habitación; S/25 por cama]
  • Hospedaje Brisas de Mayo [ ocho habitaciones simple, un baño común con agua caliente S/10 por cama]
  • Hospedaje Las Cascadas [ tres habitaciones múltiples, diez camas en total y baño común; S/ 8 por cama]
  • Ronconcito Huancayano [cinco habitaciones dobles, diez camas en total y baño común S/ 8 por cama]
  • Hospedaje Tradición [ tres habitaciones, ocho camas en total, dos baños comunes; S/10 por cama]

Restaurantes

  • Restaurante Municipal [menu S/3, extrasS/8]
  • Restaurante Don Pedrito [menu S/ 4 extras S/8 y S/ 10]
  • Restaurante Brisas de Mayo [menu S/3.50, extras S/6]
  • Restaurante Rinconcito Huancayano [menu S/3.50, extras S/6]
  • Restaurante Tradicion [menu S/4, extras S/8]

Establecimientos comerciales

Cinco tiendas que ofrecen abarrotes, verduras, enlatados, agua, etc.

Hospitales, postas

Centro de salud Minsa

Información turística

Oficina de Información Turística Municipal

Guía

Anderson Abarca [alquiler de caballos S/5 por hora]

Medios de comunicación

Dos teléfonos, uno de la Municipalidad

[810 6085 y otro comunitario]

[810 0300]. Emisora de radio, TV por cable y cabina de Internet de la Municipalidad.

Comments (8)

El Puente de los Suspiros

“Puentecito escondido entre follajes y entre añoranzas, puentecito tendido sobre la herida de una quebrada, retoña el pensamiento tus maderos, se aferra el corazón a tus balaustres.”

El Puente de los Suspiros fue construido en 1876 e inaugurado el 14 de febrero, durante el gobierno del primer Alcalde de Barranco; Don Enrique García Monterroso; su construcción fue una necesidad primordial para unir los extremos de la quebrada y permitir el paso de las riberas de la calle Ayacucho y la Ermita. El 14 de enero de 1881, cuando las tropas Chilenas incendian y saquean Chorrillos hacen lo mismo con Barranco e incendian el Puente y destruyen parcialmente el templo de la Ermita.

Puente de los suspiros
Puente de los suspiros

El nombre del puente deriva de los innumerables romances que tuvieron y tienen como marco este pintoresco rincón barranquino; en 1921 el alcalde Enrique de las Casas lo hace reparar totalmente por encontrarse muy dañado, desde entonces toma el nombre de Puente de los Suspiros. El Puente resiste el terremoto del 1940, pero recortado quedando finalmente con 31m de longitud.

Existe una tradición que señala que quien por primera vez vea el puente y lo cruce sin respirar, se le cumplirá el deseo que pida. El puente sirvió de inspiración a una famosa canción de la gran Chabuca Granda, titulada “El Puente de los Suspiros” en 1960.

Bajada del Puente de los suspiros
La iglesia de la Ermita en Barranco

Comments (1)

Los mitos de origen de los incas: Las leyendas de Manco Cápac y Mama Ocllo y los Hermanos Ayar

El origen de los Incas sigue siendo uno de los más grandes misterios, lo poco que sabemos está basado en 2 leyendas las cuales llegaron oralmente a los oidos de los cronistas: las leyendas de Manco Capac y Mama Ocllo y la de los Hermanos Ayar
Las diversas informaciones proporcionadas por los cronistas de los siglos XVI y XVII permiten tener una idea de la forma como los incas explicaban los orígenes del Tahuantinsuyu. Los relatos recopilados por dichos autores remiten a un conjunto de antepasados, masculino y femeninos; entre los cuales destaca la figura de Manco Capac. Todos estos relatos dicen que dichos personajes originalmente habitaron en lugares alejados del valle del Cusco, lo que indica que se trataba de un grupo de conquistadores advenedizos. La llegada al Cusco de los grupos capitaneados par Manco Capac, en este sentido, es presentada como el fin de una larga peregrinación y de luchas interétnicas que tuvieron como propósito encontrar tierras propicias para la agricultura y Ia edificación de ciudades.
Existen varias versiones recogidas por los cronistas sobre el episodio original del pueblo inca. Seguramente la mas difundida es aquella compuesta por Gracilazo de la Vega, quien escribió acerca del mito de Manco Capac y Mama Ocllo. El cronista mestizo cuenta que tras emerger de las aguas del ago Titicaca, la pareja mítica se dirigió hacia el norte con el objetivo de encontrar el valle donde fundarían un gran estado. Esta fue la promesa que les había hecho su padre mítico, el dios Sol.
En su larga caminata, la pareja de hermanos arribó al pueblo de Pacarec Tampu o Pacarictambo- la posada del amanecer — donde pasaron una noche en el interior cueva. Al dia siguiente, Manco Cápac ordeno a sus seguidores poblar este lugar, por haberles servido como refugio. No obstante su largo peregrinaje no habría de terminar alli, siguiendo, siempre en dirección norte, continuaron con la caminata y Ilegaron al cerro Huanacari, que se yergue sobre el valle del Cusco, cerca de donde se hallaba asentada entonces la primitiva aldea de Acamama. En este lugar, la vara mágica que portaba Manco Capac, al ser lanzado con dirección al valle, se hundió en el terreno, indicando con ello el Sol, había reservado para la pareja mítica. Asentados en el valle, los hermanos fueron reverenciados coma hijos del Sol y llamaron inmediatamente la atención por sus conocimientos y habilidades. Los naturales del lugar los acogieron como sus gobernantes y aceptaron fundar con ellos un nuevo estado. Una vez realizado este acto fundacional Manco Cápac y Mama Ocllo instituyeron el orden, las ciencias y las artes, convirtiéndose en los héroes civilizadores de la región. Se dice que Manco Cápac reunió a todos los hombres y les enseño las artes de la guerra y la construcción de cana de riego y terrazas de cultivo. Mama Ocllo por su parte, convocó a las mujeres y las instruyo en el ate del tejido y Ia agricultura.
Esta versión posee elementos que nos hacen pensar que Gracilazo de la Vega, en realidad, habría transformado una tradición indígena con elementos especialmente dirigidos para llamar la atención de sus lectores europeos. En la versión garcilasiana, los héroes fundadores cusqueños son presentados como los grandes civilizadotes del mundo andino, responsables de haber sacado de la barbarie a los pueblos que antecedieron a la fundación del Cusco, Garacilaso – descendiente de los incas por vía materna – proyecto una imagen idealizada del Tahuantinsuyu, presentándolo como una sociedad política y económicamente bien organizada, donde no se conocían el hambre ni la escasez; mas bien, se vivía en función de la explotación racional de los recursos de una justa distribución de la riqueza.
Se sabe perfectamente ahora, gracias a las recientes investigaciones realizadas acerca del mundo andino, que la cultura en esta región es milenaria y que no existió el estado de barbarie que Gracilazo atribuye a la época preincaica. Igualmente, se sabe que el estado inca, habiendo alcanzado un alto nivel de desarrollo afronto serios problemas sociales durante el tiempo en que estuvo vigente debido a las pugnas internas por el poder y a las dificultades propias de todo pueblo conquistador.

Manco Capac: El primer Inca
LOS OCHO HERMANOS AYAR

Existe también otra version del relato fundacional que es menos grandilocuente, pero al mismo tiempo, más andina. Se trata del mito de los hermanos Ayar, recogido por varios cronistas, entre los que podemos citar a Juan de Betanzos, Pedro Cieza de Leon, Felipe Guaman Poma, Juan Santa Cruz Pachacuti y Pedro Sarmiento de Gamboa.
La historia de los hermanos Ayar se inicia a seis leguas del Cusco, en el cerro Tambotoco ubicado cerca del antiguo pueblo de Pacarictambo, cuyo nombre quechua significa posada de Ia producción o posada del amanecer según diferentes interpretaciones. El cerro poseía tres cuevas o ventanas conocidas Maras Toco, Sutic Toco y Cápac Toco, de las cuales, según Ia tradición oral, aparecieron en forma espontánea los grupos étnicos Maras, Tampus y Ayar respectivamente. Los hermanos Ayar llevaban los siguientes nombres Ayar Uchu, Ayar Manco, Ayar Cachi y Ayar Auca. La onomástica de los tres primeros se encuentra claramente relacionada con los alimentos sumidos cotidianamente por los incas y parece evocar un viejo culto a Ia tierra y sus frutos.
Ayar, según el diccionario de Gonzales Holguin, significa quinua silvestre; probablemente se trate de la cañihua (Chenopodium pallidicaule aellen), cuya forma silvestre es conocida en Ia region del lago Titicaca come ayara o quitacañihua. Uchu corresponde al aji (Capsicum annuum); Manco a un antiguo cereal caído en desuso (Bromas mango) y Cachi a la sal, condimento de uso muy difundido en los Andes. El cuarto hermano, Ayar Auca, deriva su nombre de Ia actividad guerrera (auca, guerrero).
Estos cuatro varones del grupo de los Ayar, salieron de Cápac Toco acompañados de sus hermanas Mama Ocllo, Mama Raua cura o Cura y Mama Huaco, quien tendría una participación destacada durante la conquista del Cusco. Los ocho hermanos, junto a sus ayIlus, iniciaron Ia búsqueda del lugar apropiado donde establecerse, recorriendo de sur a norte punas y quebradas en el territorio que actualmente pertenece a la provincia cusqueña de Paruro. Si bien el relate de los Ayar presenta un grupo que deambula sin un lugar fijo de residencia, los personajes centrales nunca dejaron de realizar practicas agrícolas. Cuando los hermanos llegan a una localidad, se quedaban en ella cultivando por algunos años; una vez conseguidas sus cosechas, retomaban la marcha. El primer paradero fue el paraje de Guaynacancha, a cuatro leguas del Cusco. Alli, Mama Ocllo quedo encinta por obra De Ayar Manco.
Tras permanecer algún tiempo sembrando, pasaron a la localidad de Tamboquiro, donde nació el príncipe Sinchi Roca. El siguiente destino fue Pallata, donde residieron por varios años hasta que se trasladaron a Haysquisrro; en este último lugar se tramo una conspiración contra Ayar Cachi.
El temor que Cachi despertaba en sus hermanos – sus poderes mágicos le permitían derribar cerros y formar quebradas con un solo tiro de su onda- motivó que estos decidieran deshacerse rápidamente de él con engaños lo convencieron de que regresara a Tambotoco para recoger el napa (insignia del señorío), unos vasos de oro Ilamados topacusi y ciertas semillas que habían olvidado en Ia cueva Cápac Toco. Una vez que Ayar Cachi penetró en Ia cueva, un enviado de sus hermanos llamado Tambochacay cerró Ia entrada con bloques de piedra, quedando el mítico hondero atrapado para Siempre.
Los conspiradores continuaron Ia travesia por las serranias cordiileranas. Al Ilegar a Quirirmanta, al pie de un cerro, los Ayar celebraron un consejo, en el que decidieron que Ayar Manco, en cuanto se casara con Mama Ocllo, se convertiria en el jefe, y quo Ayar Uchu permanecería en ese Sitio transformado en una huaca principal Ilamada Huanacauri.
En el sistema do creencias andino Ia petrificación no era entendida como una desaparición o muerte; era una forma de sacralizar a un personaje. Al asumir una naturaleza lítica, Ayar Uchu se convertía en un ser sagrado un consejero quo permitía Ia comunicación entre el mundo celestial y el terrenal.
El viaje continuó hasta quo arribaron a Matagua, donde realizaron por primera vez la ceremonia del Huarachicuy —iniciación de los jóvenes nobles a la vida adulta , horadando las orejas del príncipe Sinchi Roca. Antes de abandonar el pueblo, la fortisima y diestra Mama Huaco, quien se constituía en uno de los principales caudillos del grupo, decidió probar suerte lanzando hacia el norte dos varas de oro; ellas indicarian si el terreno era propicio para asentarse. La primera de las varas cayó “a dos tiros de arcabuz —al decir de los cronistas— en Colcabamba, pero no logró penetrar en el suelo debido a su dureza; la segunda tuvo más suerte: tras caer en un terreno conocido como Guaynapata se hundió suavomente. Cabe señalar que aunque existen otras variantes del mito en las que se atribuye a Ayar Manco el lanzamiento del bastón fundacional, todas coinciden en señalar a Guaynapata como el lugar elegido para fundar el asentamiento de Ia capital inca.
Después de algunos intentos fallidos para Ilegar al paraje señalado por la vara todos ellos repelidos por Ia resistencia de los naturales, Ayar Manco ordenó a AyarAuca. el guerrero, que se adelantase y lo poblase en nombre de sus ayllus. Cumpliendo Ia orden de su hermano Manco, Ayar Auca voló hacia Guaynapata. En este lugar, al pisar un terreno cercano al que posteriormente ocuparía el Coricancha, el guerrero quedo convertido en piedra. Aquí nuevamente se hacen presentes elementos andinos en el relato: según creencias bastante difundidas en los andes, las huancas o piedras sagradas eran mojones que indicaban la toma de posesión de un lugar. Se entiende entonces que, al quedar petrificado, Ayar Auca representaba la ocupación efectiva del sitio elegido.
Finalmente tras algunos enfrentamientos con las poblaciones locales, Ayar Manco tomo posesión definitiva del lugar junto a los ayllus de sus hermanos. En ese momento cambió su nombre por el de Manco Capac.

Mama Ocllo

Comments (38)

150 años de la inmigración austro-alemana a Pozuzo

Centro de Pozuzo
El valle del rio Pozuzo ya estuvo habitado desde tiempos inmemoriales por pueblos indígenas (amajes) y nativos (amueshas o yaneshas) e incluso restos de penetración Incaica en la zona como andenes y antiguo mirador. En la época colonial fueron sacerdotes franciscanos los que llegaron a evangelizar la zona, fundando dos pueblos en la zona: Asunción de Pozuzo con 164 nativos al cuidado del padre Francisco Honorio Matos y Nuestra Señora del Carmen de Tillingo con 100 nativos al cuidado pastoral del padre Francisco José Arévalo. Sin embargo estos pueblos fueron abandonados por los curas quienes tambien oblgaron a los nativos a salir ante el peligro de que se unieran a la rebelión de Juan Santos Atahualpa quien se encontraba en zonas proximas, pero luego los nativos regresaron a ocupar la zona de Pozuzo.

En la República, Ramón Castilla abolió la esclavitud en 1954 y prohibió la inmigración asiática para favorecer la inmigración desde Europa. La inmigración europea era esperada y deseada por la mayoría de la clase gobernante peruana, ya que se pensaba que sólo una inmigración de hombres fuertes europeos sacará activaría dinamicamente la actividad económica peruana. Dentro de las muchas concepciones -erróneas- de la época podemos señalar la “indolencia” del indio peruano, a la cual se achacaba el atraso en el que se hallaba sumida la agricultura y la actividad industrial del país; con respecto a la mayoría de la clase política gobernante del Perú, se consideraba como “impropio” que un criollo trabajase el campo o se dedique a actividades mercantiles, motivo por el que los negocios peruanos de la época estaban en manos de los inmigrantes italianos, franceses y alemanes (de acuerdo a las crónicas de Gerstäecker) en un inicio para luego pasar a manos de inmigrantes chinos y japoneses. Se pensaba que los europeos traerían “progreso” al país debido a su conducta proactiva, a los conocimientos capitalistas y habilidades técnicas industriales traídas de Europa, así como sus habilidades comerciales y contactos con el mercado mundial, mercado al cual el Perú aun no estaba insertado.

Un personaje clave en la inmigración tirolesa al Perú es el Barón Kuno Damián Freiherr Schutz von Holzhausen (Nacido en Camberg – ducado de Nassau – el 15 de febrero de 1825). Muy joven partió a Texas – EEUU – motivado por la masiva emigración (Auswanderug) alemana hacia América. Pero vio que en Los estados Unidos los alemanes perdían rápidamente sus costumbres y pensó que el mejor destino para ellos sería sudamérica.

En 1853 Kuno Damián Freiherr Schutz von Holzhausen llega al Callao, con destino final Chile, país en cuyo sur el clima era bastante similar al de Alemania y en donde los proyectos de colonización alemana venían desarrollándose estimulados por el gobierno. Estando en Lima conoció al Ministro de Relaciones Exteriores de ese entonces Juan Manuel Tirado quien al enterarse de sus proyectos lo convence de no ir más al sur y de establecer las colonias alemanas proyectadas en Perú, en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes, para lo cual se construiría un ferrocarril desde la costa hacia un río navegable que llegue hasta el Amazonas y por ésta vía unir las costas del Pacífico con el Atlántico, empresa titánica que Schutz creyó posible debido al boom económico que vivía el Perú gracias al guano.

El primer contrato que firmó el Barón fracasó a consecuencia que en 1854 se produjo una revolución liberal que destituyó al Presidente Echenique; por la crisis política y militar que vivía el país, el barón tuvo que firmar otro contrato el 6 de diciembre de 1855 con el nuevo Presidente el General Ramón Castilla. El contrato, en resumen, decía lo siguiente:

1. Se consideraba nulo el contrato previo por incumplimiento de las fechas de ejecución, que la colonización debe de comenzar en las regiones más próximas a las habitadas de la República y no en sus confines, los cuales no han sido preparados para dicho fin; motivo por el que se firma un nuevo contrato.
2. Se admite la propuesta de Schutz para introducir 10 000 colonos en un plazo de 6 años desde la fecha del contrato.
3. Los colonos (gente robusta, de buenas costumbres y católicos romanos) mantienen sus derechos estipulados en el contrato anterior.
4. Schutz se compromete a reunir a los colonos, llevarlos a Perú y hacia la zona destinada a la colonización, donde cuidará que los colonos cultiven sus chacras y construyan sus viviendas.
5. La primera colonia será de 500 individuos, los cuales deben llegar al Callao en 1856 y se situarán en Pozuzo, donde confluyen los ríos Delfín y Huancabambna, lugares que serán acondicionados para tal fin.
6. El gobierno pagará el pasaje hasta el Callao y les suministrará durante el primer semestre víveres y semillas, así como útiles agrícolas los cuales serán devueltos por los colonos a los 5 años de su llegada y se les entregará a cada uno de ellos 30 pesos sin cargo de devolución.
7. Schutz tendrá un sueldo de 2400 pesos anuales durante el tiempo que dure la colonización y se le darán 140 leguas cuadradas de tierras en los sitios de las colonias. Firmado por Ramón Castilla y Juan Manuel del Mar.

Se cambió el destino de las llanuras Amazónicas (Schutz viajó personalmente con el ministro Tirado hasta Caballococha y desde ahí hasta Manaus – Brasil para ver la factibilidad del proyecto) por Pozuzo, ya que anteriormente 2 intentos de colonización alemana en Moyobamba habían fracasado (Entre 1850 y 1853 llegaron 1096 alemanes traidos por José Antolín Rodulfo).

Oxapampa-Pozuzo

En 1856 el Barón Schutz viajó a Alemania donde encontró bastante oposición a su proyectos, sobretodo porque ya se conocía el fracaso de la colonización en Moyobamba, su intención de reclutar alemanes de Hesse, Renania y Nassau fracasó, por lo que puso sus ojos en el Tirol,una región católica y de menores recursos. Publicó en un diario alemán su proyecto de colonizar el Pozuzo, y el Padre Benedictino Agustín Scherer se enteró del proyecto que ayudaría a sus hermanos campesinos y artesanos pobres y por esa razón recomendó al Padre José Egg, capellán del pueblo de Imst en el Alto Inn (Tirol). Después de un diálogo con el Barón se oficializó el apoyo de ambos religiosos, quedando autorizados para buscar en el Tirol a las personas indicadas. La noticia de que irían acompañados por el padre José Egg, inspiró mayor confianza, esperanza y fe entre los aldeanos tiroleses, donde cada persona que quería formar parte del grupo, tenía que tener una recomendación de buena conducta otorgado por el Párroco de su pueblo, es el caso de la señora Ana María Egg de la Villa de Silz, que al enterarse que sus hijos querían viajar también se animó en sacar su recomendación.

Se dirigieron a Silz, pueblo especialmente afectado por la pobreza, donde iniciaron el reclutamiento. Como primera recomendación, Schutz afirmaba que aquellos campesinos que tuvieran algo de dinero, emigrasen hacia Hungría “donde no hay que afrontar situaciones desconocidas” y que hacia Perú sólo fuesen aquellos en extrema necesidad. Para 1857 ya Schuzt contaba con 180 tiroleses (de Haiming, Zams, Silz, Wipptal, Stubaital) y 20 campesinos procedentes de Voraderberg, los que iniciaron el recorrido vía férrea hacia Augsburg.

Los 200 tiroleses y 100 prusianos el 29 de marzo de 1857 de Amberes zarparon en el viejo barco guanero inglés “EL NORTON” rumbo al Perú, apenas había partido El Norton el padre José Egg procedió a celebrar el sacramento del matrimonio de 23 parejas jóvenes; cumpliendo así sus caros anhelos de formar una familia y tener sus hijos. · Después de varios meses de viajes por el Atlántico y luego por el Pacífico, los colonos llegaron el 25 de julio de 1857 al Puerto del Callao, donde el Barón con mucha preocupación los esperaba; lastimosamente hasta el momento el viaje había cobrado 07 muertos (05 niños y 02 adultos). Schutz había llegado dos meses antes que los colonos al Perú, dándose con la terrible sorpresa que el camino prometido desde Cerro de Pasco hacia Pozuzo NO había sido construido, debido a que el prefecto Salcedo había utilizado el dinero para comprar armamento debido al estallido de una revolución. Schutz ante la coyuntura toma la decisión de continuar con la colonización, pensando que los colonos podrían construir el camino ellos mismos. Fleta de su propio dinero el vapor Inca para llevar a los colonos a Huacho donde llegaron el 26 de julio (esta medida fue tomada para evitar que los colonos desembarquen en el Callao, puerto en donde Schutz contaba con que se acercarían empresarios peruanos y alemanes con ofertas de trabajo a los inmigrantes, motivándolos a abandonar el proyecto de colonización).

Después de una cuarentena que sólo duró unos días, el 30 de julio se embarcaron a bordo del Barco “El Inca” y después de dos días de viaje llegaron a Huacho, donde se alojarían unos días y se apertrecharían. Los colonos desde Huacho inician su largo, sacrificado y penoso viaje por tierra, primero cruzaron zonas costeras para luego atravesar picos y nevados de la cordillera de los Andes, el viaje duro varios días y cuando llegaron a Cerro de Pasco, a consecuencia del intenso frío, se enfermaron de “soroche”. Después de superar muchas dificultades los colonos decidieron continuar con el viaje rumbo a Acobamba, donde se terminaba el camino y a partir de ahí los mismos colonos tuvieron que construir su propio camino. Un grupo importante de colonos junto con el padre Uberlinger se separó ( se regresaron a Lima donde fueron apresados bajo el cargo de incumplimiento de contrato, terminando en Iquique trabajando en las salitreras e inclusive a Puerto Montt en Chile donde se venían desarrollando colonias alemanas), mientras que el resto liderados por el padre Egg prosiguieron la expedición, llegando hasta Acobamba un mes después; en donde acamparon a la espera de que termine la estación lluviosa que acababa de emperzar y hacía imposible transitar y abrir camino hacia Pozuzo. A todo esto, llegó desde Lima una orden de comparecencia para Schutz, debido a las denuncias que un grupo de inmigrantes y algunos políticos locales habían hecho contra su persona, acusándolo de incumplimiento de contrato y peculado. Schutz (quien durante buena parte del camino había adquirido provisiones y animales para los colonos de su propio dinero) tuvo que partir a Lima, encomendando la expedición a Joseph Egg. Como resultado de las acusaciones, se le suspendió a Schutz el cargo de director general de la colonia.

Para mayo de 1858, sólo quedaban 112 colonos en el campamento. Por esas fechas se trasladaron a Pampa Hermosa, iniciando una cosecha de maíz, caña, arroz y frutas, las cuales rindieron en abundancia permitiéndoles alimentarse, mientras pasaba la segunda estación lluviosa. Asimismo, el comerciante Johann Renner generosamente les donó 43 cerdos, 43 vacas y 43 cabras, con lo que los colonos iniciaron la ganadería. El 28 de febrero de 1859 ocurrió una catástrofe, un aluvión de lodo y piedras cayó sobre el campamento de los colonos en Santa Cruz, falleciendo seis de ellos.

“Finalmente, el 25 de julio de 1859 los colonos se establecen en el valle y celebraron la fundación oficial de Pozuzo. Se repartieron los terrenos en dos zonas, una denominada Prusia donde se alojaron los prusianos y otra llamada Tirol para los tiroleses, erigiendo una iglesia al medio, eligiendo un alcalde por cada comunidad y quedando como dirigente espiritual el padre Joseph Egg. Construyeron sus propias viviendas, abrieron senderos de comunicación hacia Cerro de Pasco y hacia Huánuco, iniciaron los cultivos y en pocos años vivían “en pie de prosperidad”, retirándoseles el subsidio que recibían antes del estado.” (*)

Puente colgante de Pozuzo

En 1868 llegaría otro grupo de alemanes. Se embarcaron de Amberes sólo 321 personas a bordo del barco italiano Valparaíso y después de 97 días de viaje marítimo llegaron al Callao en la tarde del 22 de julio de 1868, para luego pasar a Huacho y así poder seguir la misma ruta de sus antecesores (1857); cabe señalar que sólo llegaron a Pozuzo 315 inmigrantes, por que en el viaje fallecieron 14 y nacieron 8. Este segundo grupo deberían haberse dirigido a la zona del Mayro, pero como camino no estaba en buenas condiciones prefirieron quedarse en Pozuzo.

“Uno de los motivos por los cuales la colinia no se desintegró luego de ser abandonados por el Estado, no encontrar caminos y ver que los rios no eran navegables fue su idiosincracia, hay que recordar la procedencia de los colonos, quienes eran humildes agricultores que formaban grupos humanos desde épocas ancestrales en el Tirol, Renania y Bavaria y fervientes católicos cohesionados alrededor de la figura del padre José Egg quien jamás abandonó a los colonos y veló por ellos hasta su muerte. Asimismo, los colonos venían de una existencia sumamente dura en sus países de origen, mientras que en su nuevo destino cultivaban lo suficiente para una existencia holgada sin el riesgo de morir de inanición y no tenían ni que hacer servicio militar ni impuestos exorbitantes que pagar con el Estado.” (*)

El 25 de julio del 2009 se celebran 150 años de la fundación de la colonia y Pozuzo será sede del 7mo Encuentro de Comunidades Alemanas de América Latina

(*)Gran parte de este artículo se hizo gracias al trabajo de Eduardo Salazar en su blog Inmigración en el siglo XIX. Muchas gracias Eduardo.

Comments (14)

Cusco entre las 20 ciudades turísticas más populares del planeta

La revista Travel+Leisure presentó su ranking de las más populares ciudades turísticas del mundo y Cusco figura entre los 20 primeros ocupando el puesto 16. El ranking fue hecho en base a los resultados de una encuesta On-Line.
Este año fue la ciudad de Udiapur, en el noroeste de la India, la que lideró la lista, desplazando a la ganadora de 2008: Bangkok (Tailandia), que ocupó el tercer lugar. En segundo puesto se situó Cape Town (Sudáfrica); y en cuarto, Buenos Aires (Argentina), que junto a Cusco son las únicas dos ciudades latinoamericanas incluidas en esta lista.
El ranking es el siguiente:

1 Udaipur, India 87.94
2 Cape Town 87.69
3 Bangkok 86.80
4 Buenos Aires 86.22
5 Chiang Mai , Thailand 86.18
6 Florence 85.61
7 Luang Prabang , Laos 85.45
8 New York 84.65
9 Rome 84.63
10 San Francisco 84.53
11 Sydney 84.27
12 Jaipur 84.14
13 Oaxaca 84.01
14 Istanbul 83.90
15 Fez 83.82
16 Cuzco 83.40
17 Jerusalem 83.23
18 Siem Reap 83.17
19 Quebec City 83.05
20 Kyoto 83.01

Aunque la noticia debe llenarnos de alegría lo que pocos saben es que el año pasado Cusco estuvo en puesto 6. Al parecer las huelgas y marchas han hecho que descienda de posición.

Comments (2)

La fiesta de la Virgen del Carmen en Paucartambo

Nuestra Señora de Monte Carmelo, referida comúnmente como Virgen del Carmen, es una de las diversos nombres como se le conoce a la Virgen María. Su denominación procede del llamado Monte Carmelo, en Israel, un nombre que deriva de la palabra Karmel o Al-Karem y que se podría traducir como ‘jardín’. Es venerada en todo el mundo católico y en el Perú tiene una especial devoción en el departamento del Cusco, en la provicia de Paucartambo. Y es en este lugar donde el día 15 de Julio comenzaron las festividades en honor de la La Mamacha Carmen.

Virgen del Carmen

La fiesta se da inicio con el estallido de cohetes, fuegos artificiales, el replique de las campanas y la música de las bandas; seguidamente se efectúa la entrada de comparsas y el “cera apaycuy”, la noche es oportuna para iniciar el “qonoy” o fogata, donde los Q’olqas, los Chunchus y los Maqtas escenifican el purgatorio, haciendo alarde de sus picardías, carreras y saltos acrobáticos. A partir de las 22:00 horas el Prioste con su banda de músicos y comparsas dan la serenata a la Virgen, interpretando el “punchauniykipi”, hasta el amanecer del día 16 que es el día central de esta hermosa festividad que es visitada por sus fieles que llegan de diversas partes del Perú y del mundo, la mamacha Carmen convoca verdaderas masas humanas de feligreses.

El día central comienza las 5 de la mañana del día 16 de julio con una misa de Aurora y a las 10 de la mañana la esperada misa de fiesta donde resaltan hermosas canciones de los Qollas y los Qhapac negros, concluida la misa de fiesta, las comparsas danzan en calles y plazas; bajo la autoridad del Prioste se realiza el “bosque” donde los Qollas desde un balcón arrojan muñecas y muebles en miniatura. Llegado el mediodía en la casa del “Prioste” se distribuye el “once”, entre los fundadores, danzarines y músicos de todas las comparsas.

La gran procesión de la virgen del Carmen se da inicio a las 3 p.m. y en los tejados y balcones, los saq’ras esperan a la “mamacha”, haciendo además de esconderse. El 17 de julio es el día de la “Bendición y guerrilla” , después de la misa y bendición , las comparsas se dirigen al cementerio en pasacalle para visitar a los danzarines fallecidos en medio de cánticos y recuerdos. Luego de ello la gran caravana visita la cárcel para ofrecer momentos de regocijo a los enclaustrados. En la tarde se realiza la segunda procesión recorriendo el tramo del puente Carlos III, en este lugar la Virgen imparte su bendición a los cuatro suyos. Concluida la procesión la población se dirige a la plaza para asistir a la tradicional guerrilla entre los “Qollas” y los “Antis”, en esta ocasión también participan los “Saqras” y “Wakas wakas”, después los asistentes participan en una “Qhaswa” o fiesta generalizada.

El 18 de julio la Virgen es colocada en el bautismerio del templo, a cuyo pie se realiza el tradicional “ocarikuy”, que consiste en la representación de niños y adolescentes para ser bendecidos por el sacerdote. A las 4 de la tarde culminan los festejos con una bendición de la Virgen a la población.

El 19 de julio es el día de la “entonación”, a las 11 de la mañana la mamacha Carmen es colocada en su altar donde se le cambia con la ropa de “Chamba”, ceremonia especial protagonizada por los “priostes” salientes y entrantes. En síntesis, la festividad es muy fastuosa, variada y colorida, oportunidad donde se lucen las siguientes comparsas: Maqtas, Auquachileno, Contradanza, Danzaq, Chunchachas, Chukchu, Kachampa, Majeño, Panadero, Qhapac negro, Qhapac chuncho, Qhapac Qolla, Qoyacha, Saqra, Siclla Huayra o Doctorcito y Waca Waca.

La festividad es muy fastuosa, variada y colorida, en esta oportunidad se lucen las siguientes comparsas: Maqtas, Auquachileno, Contradanza, Danzaq, Chunchachas, Chukchu, Kachampa, Majeño, Panadero, Qhapac negro, Qhapac chuncho, Qhapac Qolla, Qoyacha, Saqra, Siclla Huayra o Doctorcito y Waca Waca.

Cab resaltar que la Mamacha Carmen fue coronada por Juan Pablo II en su visita a Cusco.

Comments (7)

Older Posts »